miércoles, 9 de julio de 2008

Un vinculo despiadado.

No tiene piedad.
Me atraviesa cuando menos lo necesito, aún cuando creo respirar libremente.
Es despiadado.
Inoportuno, arrasante e inestable.
Un vinculo, con toda una tramoya que deshacer.
Toda una conexión en el sistema cardinal de mis sentidos.
Sigue atado.
No tiene piedad.
Viene hacia mi, trato de esquivar su presencia, bajo la cabeza, llevo mi mirada hacia el incandescente sol.
No es suficiente.
Despiadado vinculo que aun sigues con vida.
Solo tu sabes lo que hoy extraño.
Por favor, alejate de mi.
Me toca continuar.

G.

2 comentarios:

☆Chapellina dijo...

Me he conseguido con un alma llena de sentimientos. Saludos!

☆Chapellina dijo...

OrGiNal el nombre de tu blog.

;-)